Si necesita ayuda, haga clic aquí:

La tecnología fomenta la colaboración en el aula

A medida que las aulas implantan métodos de enseñanza innovadores —como la formación en línea, el aprendizaje interactivo, y el aprendizaje mediante realidad aumentada/realidad virtual—, la red del campus docente se enfrenta a diversos desafíos: baja eficiencia en el despliegue y aprovisionamiento lento del servicio, gestión compleja de la red y OPEX elevado, así como apertura limitada de la aplicación de la red.

Sin embargo, a través de una plataforma cloud centralizada —CloudCampus—, Huawei supera todos estos desafíos. CloudCampus integra funcionalidades plug-and-play y ampliación bajo demanda, tareas de O&M centralizadas y simplificadas, y API abiertas.

El uso de una plataforma basada en cloud permite que los operadores gestionen la planificación de la red, el despliegue de servicios, la optimización, y la inspección de mantenimiento preventivo (PMI) en cualquier momento y en cualquier lugar, lo que aumenta enormemente la eficiencia general. Asimismo, proporciona a los operadores múltiples herramientas de O&M visualizadas y automáticas, que se utilizan para mejorar el diagnóstico de fallos de O&M a distancia, mejorar la eficiencia de O&M de la red y reducir el (OPEX) hasta un 80 %.

Y aún hay más.

Las funcionalidades plug-and-play de la red mejoran la eficiencia del despliegue, reducen la configuración in situ y ofrecen más posibilidades con un coste menor. A diferencia de los métodos de despliegue tradicionales, la plataforma de gestión basada en cloud permite el despliegue de servicios remotos, con la posibilidad de desplegar nuevos servicios sin necesidad de contar con ingenieros de redes en el sitio. Por ejemplo, los profesores pueden subir contenido adicional a la red cloud con un simple clic del ratón. Más tarde, los estudiantes y otros profesores, independientemente de su ubicación, pueden acceder a la nube y a este contenido. Por tanto, la plataforma garantiza que el aprendizaje se mantenga a la vanguardia de la transformación digital de una escuela.

Al mismo tiempo, la gestión basada en cloud cubre cuatro tipos de API de servicio: autenticación y autorización, automatización de la red, O&M de la red y API de datos con valor añadido. Estas API (actualmente más de 100) satisfacen las necesidades de la capa de aplicaciones y ofrecen servicios de valor añadido específicos para este sector, como análisis de flujo de estudiantes, mochila electrónica, gestión sanitaria de los estudiantes y aplicaciones de smart office, que convierten el Big Data extraído en información valiosa.

Las tecnologías utilizadas —WLAN, switches de campus, firewalls, gateways de seguridad para aplicaciones y AP de próxima generación— amplían aún más las capacidades de la red. Los AP, concretamente, incorporan canales de tres radios, que aumentan un 50 % el número de usuarios simultáneos, por lo que son perfectos para escenarios con una elevada densidad de usuarios, como aulas y residencias.

Más información

  • Amplias aplicaciones en la enseñanza

    Los ingenieros de O&M, así como los profesores y estudiantes, pueden acceder a la plataforma basada en cloud en cualquier momento y en cualquier lugar, a través de diversos terminales. Los profesores pueden subir nuevo contenido de forma remota.

  • Sistema de O&M inteligente y simplificado

    Implementación de redes basadas en cloud, tareas centralizadas y remotas de O&M y gestión visualizada. No se requiere la participación de ingenieros de red en el proceso de implementación, lo que reduce el OPEX en un 80 %.

  • Ecosistema abierto

    Los operadores pueden aprovechar el ecosistema de aplicaciones abiertas (con más de 100 API) para interoperar con sistemas de aplicaciones de terceros y ofrecer múltiples servicios de valor añadido, como la mochila electrónica, la gestión sanitaria de los estudiantes y la smart office.